APPLY

LA PEDRERA - CASA MILÀ DE GAUDÍ

Siguiente >>
<< Anterior
17-11-2021
Tags: Artículos

La Casa Milà conocida como La Pedrera, es un edificio residencial ideado por el arquitecto Antoni Gaudí.


Se trata de un edificio situado en uno de los chaflanes del Ensanche de Barcelona. Es una de las construcciones más emblemáticas del arquitecto catalán. Implicó ciertas innovaciones constructivas y decorativas, así como funcionales que marcaron un antes y un después en la arquitectura de la época.

 

La Pedrera, Casa Milà de Gaudí

La Pedrera se construyó entre 1906 y 1912. Fue un encargo personal de Pere Milà y Roser Segimon al arquitecto catalán con la intención de vivir en el piso principal del edificio y alquilar el resto de las viviendas.
Este edificio es conocido como La Pedrera por el aspecto del exterior, pues parece una cantera abierta, además podemos apreciar detalles ornamentales inspirados en formas de la naturaleza.


El matrimonio de Pere Milà y Roser Segimon le encargaron a Gaudí la construcción de este edificio en 1905, y este se empezó a construir un año después. Entonces, la construcción de La Pedrera despertó mucho interés y protagonizó diferentes reportajes en publicaciones de la época. 


El arquitecto se pasó en los presupuestos previstos para la construcción del edificio, y no solo eso, también se incumplieron algunos de los reglamentos del Ayuntamiento, levantando uno de los pilares de la fachada ocupando parte de la acera. Finalmente, la Comisión del Eixample que decidía sobre esto, certificó que al tratarse de un edificio monumental no tenía que adaptarse a las restricciones municipales. De todas formas, el matrimonio tuvo que pagar una multa.

 

La fachada de La Pedrera

No se trata de una fachada estructural, es decir, no cumple la función de un muro de carga. Se trata de una fachada ornamental, como una cortina que cubre la estructura del edificio y se une a esta por diversos elementos de metal.


Además de las formas curvas de la fachada, algo totalmente innovador, también se utilizaron otras técnicas ornamentales, como la forja para los elementos decorativos de los 32 balcones que conforman el edificio. 
Esta decoración de hierro se fabricó con restos de chatarra procedente de desguaces. Se trata de un elemento ornamental pero también un complemento a la estructura arquitectónica del edificio. Esta decoración está considerada como precedente de escultura abstracta en el siglo XX.


En la puerta de acceso principal al edificio también se utilizó la forja de forma ornamental y también funcional, pues en la época no se podía disponer de grandes lunas de cristal, por lo que se creó una trama de vidrio de diferentes formas, inspiradas en la naturaleza, colocando las más pequeñas en la parte inferior.

El interior


Gaudí ideó, además de pequeños patios para la ventilación, otros dos más grandes para incrementar la iluminación y la ventilación en el interior de los apartamentos. Se trata de unos patios de igual belleza que la fachada exterior.


En los vestíbulos se pueden encontrar diferentes decoraciones pictóricas realizadas por el pintor Aleix Clapés. En estos murales encontramos temas religiosos y mitológicos.


Los techos interiores también tienen cualidades extraordinarias, con ornamentación en formas geométricas, volutas y espirales, y teniendo otros inscripciones o poemas. Algunos de los falsos techos que diseñó Gaudí en la vivienda principal fueron sustituidos junto con los muebles y otros elementos decorativos años después, tras la muerte del arquitecto, debido a que al matrimonio Milà no le gustaban.


Antoni Gaudí prestaba atención a todos los detalles, preocupándose de que, aunque ornamentales, fueran también funcionales. Por eso, para tiradores de puertas y otros pequeños detalles, utilizaba formas geométricas pero dentro del propio estilo del edificio.

 

La azotea de La Pedrera


El edificio cuenta con una doble cubierta. Unas escaleras comunican el desván del edificio con la azotea, donde encontramos las cajas de escalera cubiertas por piedra, cerámica o mármol o estucado de cal y yeso. Se trata de pequeñas construcciones que cumplen también una función ornamental dentro del conjunto del edificio.


Las chimeneas y las torres de ventilación también son salientes con una decoración de curvas y espirales, marcando la estética gaudiniana típica, donde las líneas geométricas obvian las líneas rectas.


A lo largo de las décadas se han llevado a cabo varias interpretaciones de este edificio, relacionándolo con conceptos cosmológicos y religiosos. Además, en su época recibió muchas críticas debido al diseño poco convencional, sobre todo de la fachada, siendo La Pedrera un sobrenombre que acuñaron los propios habitantes de la ciudad.


Sea como sea, La Pedrera es el edificio residencial más emblemático y representativo de Gaudí, siendo ahora un lugar de interés turístico importantísimo en la ciudad de Barcelona, además de un Bien cultural del patrimonio mundial por la UNESCO, así como Monumento histórico-artístico de interés nacional, otorgado por el Gobierno español en el año 1969.

Máster de Arquitectura en Vivienda Colectiva 2021

El Máster de Arquitectura en Vivienda Colectiva (Master in Collective Housing) es un programa de postgrado internacional avanzado presentado por la Universidad Politécnica of Madrid (UPM) y el Swiss Federal Institute of Technology (ETH) de Zurich.

 

El plazo de admisión para la edición de 2022 ya ha comenzado y permanecerá abierto hasta 31.01.2021 o hasta que se cubran la última plaza.

 

Encuentra más información sobre el MCH aquí. 

Siguientes noticias